Make your own free website on Tripod.com

 

DON ABEL PACHECO Y LOS NEGOCITOS CON FONDOS PUBLICOS

En una entrevista realizada por Canal 13, don Abel

  Pacheco, precandidato presidencial del Partido Unidad

 Social Cristiana, afirmó que algunos miembros de la

  dirigencia del PUSC, están en contra de su candidatura

 presidencial, porque con él se le terminarían algunos ´negocitos´

 que se realizan con fondos del Estado. A pesar de la insistencia

 del periodista, el Justo Abel no quiso identificar a los presuntos

 negociantes de su partido.

 

 Basándonos en una colaboración que nos llegó, vía correo

 electrónico, vamos a demostrar que no todos los que hacen

 ´negocitos´ con bienes del Estado están en contra de don Abel.

 Queremos aclararle al ilustre psiquiatra, comentarista televisivo y

 vendedor de pantalones que no somos instrumentos del señor

 Méndez Mata, ya que don Abel a todo aquel que se le opone lo

 identifica con esa tendencia.

 

 Pasemos ahora a la denuncia que nos llegó:

 

 El CICAD, que es un organismo del Ministerio de la Presidencia

 alquilaba un edificio en Pavas, cerca de Plaza Mayor. Por

 instancias de no sabemos quién, se decidió buscar otro edificio

 para lo que se pidieron varias cotizaciones.

 

 Entre esas cotizaciones fue elegida la de otro edificio ubicado

 también en la zona de Pavas, que no cuenta con condiciones

 mínimas de seguridad y comodidad y cuyo alquiler es el doble del

 que ahora paga este organismo del Ministerio de la Presidencia.

 Los otros edificios fueron desechados porque simplemente no eran

 comparables ya que resultaban demasiado grandes y por

 consiguiente demasiado caros.

 

 Al saber el dueño del edificio que ocupaba CICAD sobre el

 traslado, hizo una oferta bastante ventajosa para la institución,

 agregando más espacio al actualmente ocupado y cobrando una

 suma, mucho más baja que la del edificio adjudicado. Nos informan

 que esta oferta llenaba todas las expectativas de la Institución.

 Sin embargo, la oferta no fue ni siquiera tomada en cuenta, se

 firmó el contrato y el mismo fue refrendado por la Contraloría

 General de la República en un tiempo record, el cual no sería

 igualado ni siguiera por nuestra gran atleta Claudia Poll.

 

 Por consiguiente se continuó con el proceso de traslado, el cual

 costó alrededor de cuarenta millones de colones.

 

 Los denuciantes resaltan tres aspectos importantes.

 

 El nuevo alquiler supera en casi medio millón de colones al alquiler

 pedido por el dueño actual del edificio.

 La Contraloría General de la República fue sumamente eficiente en

 sus funciones, ya que aprobó la transacción en un tiempo record.

 

 Se gastaron innecesariamente cuarenta millones de dineros del

 pueblo, para trasladarse a un edificio que cumple condiciones

 mínimas de comodidad, seguridad y espacio.

 

 El lector dirá que cualquiera, incluso el Estado, puede tomar malas

 decisiones y hacer pésimos negocios.

 

 Pero. Sorpresa. A que no saben de quien es el edificio alquilado.

 Nada menos que de don Luis Fishman, fiel escudero y probable

 candidato a vicepresidente de don Abel.

 Ya ve don Abel. No todos los que hacen ´negocitos´ están en contra suya.

 

Nos informan que toda esta información pueden corroborarla con don Carlos Alfaro, dirigente del Partido Unidad Social Cristiana en la zona de Pavas.