Make your own free website on Tripod.com

LAS CASAS DE APUESTAS Y LOS POLÍTICOS COSTARRICENSES

 

Durante los últimos días, hemos leído en los diarios costarricenses, el proceso de satanización ha que han sido sometidas las casas de apuestas por Internet, que se han establecido en el país. Se ha hablado de que están en poder de la mafia norteamericana, que personas que son indeseables en los casinos de las Vegas son sus administradores y otras bellezas por el estilo. Por otra parte, existe presión por parte del gobierno de los Estados Unidos para su eliminación.

 

A criterio nuestro, la actividad no es de por sí ilegal en Costa Rica y además se ha constituido en una nueva fuente de trabajo para los jóvenes costarricenses. Para tranquilidad de los que trabajan en ellas, les vamos a comunicar algunos aspectos importantes, que han llegado a nuestro conocimiento y que demuestran que varios políticos costarricenses, de ambos partidos, están aparentemente ligados a ellas.

 

Según nos informaron, el ex presidente del Banco Central, durante la administración Calderón Fournier Lic. Jorge Guardia, es el asesor legal de una de ellas. En una reunión de accionistas de casas de apuestas, que se llevó a cabo hace varias semanas, se presentó nada menos que Andrés Rodríguez, el pequeño Rasputín de la Casa Presidencial. ¿Qué andaba haciendo allí? Sólo él lo sabe.

 

También hace varias semanas, se realizó una cena, organizada por los dueños de las casas de apuestas, con un precio de quinientos dólares el cubierto! Imagínense quien era el invitado de honor!. Don Rolando Araya, precandidato presidencial del partido Liberación Nacional. Los fondos recolectados en esta actividad, suponemos que deben haber sido donados al Hospicio de Huérfanos o alguna otra noble causa. No podemos ser tan mal pensados, para creer que esos fondos engrosaron las arcas para financiar la campaña presidencial de Araya Monge.

 

Cómo puede verse, dos partidos políticos participan en las elecciones de Costa Rica, pero ambos tienen algo en común. Cuando hay un buen negocio, aunque esté cuestionado, no debe despreciarse.

 

Luego, tomarán ante el Gobierno de los Estados Unidos, una actitud de rechazo ante estas actividades. Pero, esto es parte del doble juego que siguen en muchos casos los políticos de Costa Rica.

 

Por favor costarricense. En las próximas elecciones no se preste al juego de este tipo de personas.