Make your own free website on Tripod.com

 

 

 

SOBRE SANTOS Y PROSTITUTAS

 

No hay duda que la publicidad previa elección de los precandidatos de los partidos mayoritarios, ha tenido rasgos, que resultarían jocosos, si no fuera porque se está jugando con el pueblo.

 

Vamos a citar algunos ejemplos:

 

En un corto comercial, del precandidato Corrales, aparece la ex primera dama y ex primera madre, doña Karen Olsen, dando su adhesión a este precandidato. Debemos recordar que en las elecciones de 1994, cuando fue electo el hijo de doña Karen, Figueres Olsen, se enlodó el nombre de José María Figueres, tratándose de drogadicto, traficante y asesino. En esta oportunidad, su principal verdugo fue José Miguel Corrales. Incluso, el liberacionista Corrales, manifestó públicamente que para presidente dio su voto el blanco, porque no podía confiar en el candidato de su partido. Sin embargo, según dice ese mismo corto comercial, doña Karen, llena de amor cristiano lo ha perdonado.

 

Este mismo precandidato, aprovechando el cierre de la emisora católica, Radio María de Guadalupe, no dudó en unirse al grupo de llorosos seguidores del Padre Minor Calvo, y ofreció dar su apoyo moral y económico a la emisora. Estas declaraciones no deben haber caído muy bien al arzobispo Arrieta, autor intelectual del cierre de Radio María, pero sí, a los miles de seguidores del padre Calvo.

 

Esto nos recuerda lo sucedido hace ya varios años. Uno de los candidatos a presidente, se bautizó a los cuarenta años de edad. No sabemos por qué esa conversión le llegó a tan avanzada edad, ni tampoco conocemos el ajuarcito que le puso su mamá para la ceremonia.

 

Pero, el amor cristiano de nuestros políticos, no es solo para los católicos. Recordamos que cuando Johnny Araya, hermano y jefe de campaña de Rolando Araya, era Alcalde de San José, persiguió en forma ensañada a la Sociedad Bíblica y a los predicadores evangélicos. La Sociedad Bíblica, lleva a cabo todos los años, una actividad que consiste en la lectura pública de toda la Biblia. El primer año, la pudo hacer en el Parque Central de San José, el segundo, por orden de don Johnny, los pusieron a predicarle a los edificios vacíos en la Avenida Central y el tercer año su actividad fue prohibida. Sin embargo, tres meses después, ya en plena campaña electoral, don Johnny no solo permitió la actividad, sino que, le dio el apoyo de la policía municipal y él mismo se hizo presente en la inauguración.

 

¿Qué habrá pasado con don Johnny? ¿Habrá tenido su camino a Damasco como Saulo de Tarso? ¿Habrá oído una voz celestial que le decía ¡Johnny, Johnny, por qué me persigues?. No creemos esto. Más bien, consideramos que debe haber recordado, que la población evangélica del país, alcanza un 15 por ciento y representa un considerable caudal de votos. Por tanto, no se extrañen, si en los próximos días vemos a nuestros candidatos, cantando coritos, al son de címbalos, flautas y panderetas. De todas formas, no sería nada raro, ya uno de ellos oró con un aborigen.

 

Nada más queremos recordarle a los católicos y evangélicos una frase. CUANDO SE CONSTRUYEN EDIFICIOS, SON NECESARIOS LOS ANDAMIOS, UNA VEZ TERMINADOS, LOS ANDAMIOS SE DESECHAN. Por favor, mediten. No sirvan de andamios a personas sin escrúpulos, que usan sus creencias religiosas para hacer campaña política.

 

Otro aspecto que llama a la meditación es el resultado de las encuestas. En el Diario Extra, del 26 de mayo del 2.001, aparece el resultado de una encuesta, dando por ganador de la convención liberacionista a Rolando Araya. En el mismo periódico, aparece otra encuesta dando por ganador a José Miguel Corrales. Siempre hemos creído que la estadística, es una disciplina seria, es de gran utilidad en estudios científicos. Nos preocupa profundamente, que una profesión de nivel universitario, se haya llevado a un plano tan bajo. En este momento se ha convertido en una prostituta, a merced de los políticos. ¿Qué dirá de esto el Colegio de Profesionales en Ciencias Económicas? Nos gustaría oír, el pronunciamiento de este colegio profesional, ya que la prostitución de las encuestas, se viene dando desde la campaña pasada.

 

Dice la historia que un rey de Francia, estuvo vacilante entre el protestantismo y el catolicismo por motivos políticos. A este soberano, se le atribuye una famosa frase : “ París bien vale una misa”. En Costa Rica, este pensamiento se ha ampliado. El botín político bien vale jugar con los sentimientos religiosos de los costarricenses y prostituir a las profesiones y a los profesionales.