Make your own free website on Tripod.com
La Fiesta del Cerdo
La Demagogia del PUSC

HOME

Los estafadores impunes | EL FUTURO POLITICO DEL PAC | La lavandería del PUSC | El PECADO DEL PADRE DELGADO | MANIFIESTO DE UN ABSTENCIONISTA | DENUNCIA CONTRA FINANCIERA MIRAVALLES | ROGELIO RAMOS, UN POLÍTICO ATÍPICO | Politiquería alcanza supervisión financiera | Corrupción en la lucha antidrogas en Costa Rica | La Propuesta de don Juan Diego Castro | Los politicastros invaden la educación costarricense | No olvidemos el Banco Anglo | El llanto de Fishman | Salir con un Domingo Siete | Rodrigo Carazo y Ottón Solís | La piel de oveja de Rolando Araya | NO VOTE CONTRA USTED | La Demagogia del PUSC | El asalto al Fondo Nacional de Contingencias Agrícolas | Don Ottón el prestamista | Un país que ya no existe | Por qué diablos? | Los votos nulos y en blanco | Por favor. Que dejen de robar | Los políticos delincuentes | El Fantasma de la Deuda Pública | La metamorfosis de Rolando Araya | No vote el próximo 7 de abril | El drama de los hijos de la calle | La lucha de Ottón Solís | IMAS, PANI, NUEVO ASALTO A LOS PROGRAMAS SOCIALES | El regreso del Padre Minor | Viva Costa Rica, pero sin políticos corruptos | Los negocios de los Fishman | Los Narcopolíticos | Quién le teme a Ricardo Alem? | Corrupción en el Regimen de Seguridad Social | Parmenio Quién te mató? | Las escuelas de Medicina | El Aguila y el Gusano | Mercaderes de Almas | NO OLVIDEMOS A PARMENIO | PARMENIO MEDINA PEREZ, EL PERIODISTA VALIENTE | Los discípulos de Montesinos | Don Julio Acosta García | El botín de los puestos públicos | La Creación de los Políticos | Los políticos y las casas de apuestas por Internet | El Saqueo de las Tiendas Libres del IMAS

El periódico El Heraldo, en su edición del 12 de febrero de 2002, informa sobre el resultado de la entrevista que sostuvo el Dr. Miguel Angel Rodríguez, Presidente de la República, con el aspirante a ese cargo Abel Pacheco de la Espriella.

Queremos resaltar un aspecto importante de la entrevista. Dice la noticia.
Revivir el proyecto de ley reglamento para la ética de la función pública, presentado por el exdiputado Ottón Solís, fue el acuerdo al que llegaron el Presidente de la República y el candidato del Partido Unidad Social Cristiana Abel Pacheco. El acuerdo se realizó ayer, luego de una invitación que hiciera Rodríguez a Pacheco, para buscar una agenda legislativa de consenso y así evitar los entrabamientos en el Congreso. Dijo don Abel.
Entre la amplia agenda hemos tocado el tema de la ética en la función pública, por lo que me permití hacerle una sugerencia al Presidente para tomar algunos aspectos propuestos por Ottón Solís, bueno si don Ottón no se enoja, porque a veces se pone disgustado, pero me he permitido revivir el tratado de reglamento para la ética de la función pública que Ottón presentó al Congreso y que tuvo un dictamen de mayoría y no sé por qué duerme el sueño de los justos.

No criticamos al señor Presidente por haber convocado a los dos finalistas del certamen electoral a este tipo de reuniones. Es su deber tratar de empujar la labor legislativa, de una de las Asambleas más improductivas y más mediocres que hemos conocido. El gobierno Rodríguez Echeverría se ha caracterizado por sus buenas intenciones, las cuales, gracias a haberse rodeado de algunos funcionarios ineptos y contar con una mediocre Asamblea Legislativa, no ha podido llevar a la práctica. El problema es que, como decían nuestros abuelos. De buenas intenciones está empedrado el camino hacia el infierno.

Ahora vamos con don Abel. Si el proyecto del ex diputado Solís, le parece ahora tan bueno, por qué no lo revivió antes y por qué no sabe el motivo por el que no ha sido tramitado?. Esta explicación se la aceptaríamos a alguien que no haya sido diputado, pero, recordemos que don Abel Pacheco lleva casi cuatro años ocupando una curul del PUSC en la Asamblea Legislativa, a la cual no renunció incluso en plena campaña política. Será que durante estos cuatro años el diputado Pacheco, al igual que el Proyecto de don Ottón, ha dormido el sueño de los justos en el Parlamento?. Recordemos que él y su ex hermano del alma, Luis Fishman alcanzaron en la última encuesta, calificaciones mediocres en su gestión como diputados.

La resurrección del Proyecto de Ottón Solís nos parece harto sospechosa en estos momentos. Da toda la impresión de que se trata de una maniobra del candidato del PUSC, para llevar a su movimiento los votos del PAC. Si este proyecto se hubiera sacado del archivo al inicio de la gestión de este parlamento, tal vez hubiera contribuido a que el mismo no pasara a la historia por su ineptitud. Entonces, por qué hasta ahora le llegó a don Abel la inspiración divina de resucitarlo ?No sabemos si , como dice don Abel, don Ottón se va a enojar por esto Los que si debían enojarse son los seguidores del PAC, ya que los dos partidos mayoritarios demuestran una vez más que subestiman el coeficiente intelectual de los seguidores de ese nuevo partido, ya que consideran que con este tipo de maniobras de demagogia barata van a conquistar sus votos.

Lástima la imagen de don Abel, cada vez pierde más brillo. El, que se presentó como un no político al inicio de la campaña, se asemeja cada vez más, gracias a sus posturas demagógicas, a los políticos tradicionales. En su afán por superar el 38.5% de los votos que obtuvo en las elecciones pasadas, primero nos organizaron el culebrón lacrimógeno de Luis Fishman. El despechado don Luis, incluso acusó a don Abel de una persecución antisemita o sea que según don Luis, el bonachón don Abel nos resultó nazi. Francamente no creemos esta patraña. En Costa Rica, más bien ha habido una amistad hacia el pueblo judío, que en algunos casos ha rayado en el servilismo. Por tanto, las verdaderas razones de la salida de don Luis quedarán siempre en el misterio. Luego vino el nombramiento de la licenciada Saborío como Jefa de Campaña. Con el respeto que nos merece la ex directora del Organismo de Investigación Judicial nos preguntamos. Desde cuando la licenciada Saborío sabe de campañas políticas? Creemos que su papel será el de mampara mientras otros moverán los hilos de los títeres desde la penumbra. Para cerrar con broche de oro, resucita el proyecto de don Ottón, en una pose que luce falsa desde cualquier lado que se mire.

Analizando las posturas de don Abel y don Rolando, ante la segunda ronda, no nos atreveríamos a predecir cuál de los dos va a ganar las elecciones. Pero si estamos seguros de quién va a ser el gran perdedor. EL PUEBLO COSTARRICENSE.