Make your own free website on Tripod.com
La Fiesta del Cerdo
El final de Batman y Robin

o la renuncia de Luis Fishman

HOME

Rolando Araya y Parmenio Medina | Politiquería alcanza supervisión financiera | Corrupción en la lucha antidrogas en Costa Rica | Errores de diputados favorecen a narcos | Acerca de nosotros | La Propuesta de don Juan Diego Castro | Los politicastros invaden la educación costarricense | No olvidemos el Banco Anglo | Artículos Publicados | El llanto de Fishman | Salir con un Domingo Siete | Rodrigo Carazo y Ottón Solís | La piel de oveja de Rolando Araya | El final de Batman y Robin | NO VOTE CONTRA USTED | La Demagogia del PUSC | El asalto al Fondo Nacional de Contingencias Agrícolas | Don Ottón el prestamista | Un país que ya no existe | Por qué diablos? | Los votos nulos y en blanco | Por favor. Que dejen de robar | Los políticos delincuentes | El Fantasma de la Deuda Pública | La metamorfosis de Rolando Araya | No vote el próximo 7 de abril | El drama de los hijos de la calle | La lucha de Ottón Solís | IMAS, PANI, NUEVO ASALTO A LOS PROGRAMAS SOCIALES | El regreso del Padre Minor | Viva Costa Rica, pero sin políticos corruptos | Los negocios de los Fishman | Los Narcopolíticos | Quién le teme a Ricardo Alem? | Corrupción en el Regimen de Seguridad Social | Parmenio Quién te mató? | Las escuelas de Medicina | El Aguila y el Gusano | Mercaderes de Almas | NO OLVIDEMOS A PARMENIO | PARMENIO MEDINA PEREZ, EL PERIODISTA VALIENTE | Los discípulos de Montesinos | Don Julio Acosta García | El botín de los puestos públicos | La Creación de los Políticos | Los políticos y las casas de apuestas por Internet | El Saqueo de las Tiendas Libres del IMAS

Las cuatro de la tarde del 5 de febrero de 2002, será una hora inolvidable para los costarricenses. Una pareja, tan sólida y estable con la de Batman y Robin, rompía sus lazos irremediablemente. Luis Fishman y Abel Pacheco anunciaban su divorcio político.
La explicación oficial de este divorcio es la siguiente:
Don Luis Fishman había tratado de imponerse como Jefe de Campaña del Partido Unidad Social Cristiana, lo que significaba que la cabeza de Ricardo Toledo, rodaría por los suelos. Don Luis dijo que si no se satisfacía su petición se iría. Don Abel nada más respondió: Que Dios lo acompañe. Poco después don Luis dijo que no había renunciado. A quién creerle entonces ?. Queda la amarga sensación de que este flamante equipo presidencial, no es capaz de ponerse de acuerdo ni para mentir al pueblo.
Con todo el respeto, consideramos que esta es aparentemente una farsa más, de los partidos tradicionales. Para probar nuestra aseveración vamos a determinar que el alejamiento de Luis Fishman no tiene efecto práctico alguno.

El artículo 138 de la Constitución Política, el cual reproducimos al final de esta nota, indica claramente que la fórmula presidencial (presidente y vicepresidentes) que se presenta en la primera ronda, debe permanecer invariable para la segunda, lo que significa que constitucionalmente, don Abel y don Luis estarán juntos en la fórmula del PUSC hasta que la muerte los separe. Por tanto, votar por Abel Pacheco es votar por Luis Fishman, aunque se quiera hacer creer lo contrario.

También se ha dicho, que una vez que sea electa la fórmula presidencial Fishman renunciaría y en su lugar don Abel nombraría otro vicepresidente. Con todo el respeto tenemos que decir. Esto es mentira.
El puesto de vicepresidente, así como el de diputado es de elección popular. La línea de sucesión está claramente establecida en la Constitución Política.. Por tanto, Luis Fishman , de ser electo como tal, será vicepresidente de la República el tiempo que él quiera y será el segundo en la línea de sucesión presidencial, aunque don Abel desee lo contrario.

Creemos que la renuncia de Luis Fishman, lo único que busca es quitarle a don Abel un pesado lastre. La presencia de don Luis al lado de don Abel puede haberlo perjudicado. En varios puentes y muros puede leerse la leyenda ABEL AL GOBIERNO, FISHMAN AL PODER. Muchos militantes del PUSC nos han manifestado, que no apoyarán a don Abel mientras tenga a su lado a Fishman. Ven en este último la imagen del político tradicional, con todo lo que esto implica. En una elección en la que al PUSC le faltó solamente un 1.4% para evitar una peligrosa segunda ronda, este tipo de opiniones pesan demasiado.

La noche de las elecciones, a pesar de que don Abel en su discurso trató de hacer creer que no le importaba ir a una segunda ronda, se notaba sumamente molesto. Incluso, al ser abordado por los periodistas, la máscara de viejo bonachón y conciliador cayó por un momento y mostró el rostro de un viejillo malhumorado. Por tanto, esta coyuntura puede haberle servido a don Abel, para sacar de sus viejos zapatos la piedra que le molestaba y poder seguir en la segunda ronda con zapatos nuevos y sin molestas piedras metidas en ellos.

Para que no se nos tilde de parciales, queremos comentar el asco que nos causan las declaraciones de los altos jerarcas de Liberación Nacional. En las mismas dicen abiertamente que el Partido debe cambiar y que traicionó sus raíces al apoyar el combo del ICE y otros actos por el estilo. Este arrepentimiento no nos parece sincero. Aunque los ojos de don José Miguel Corrales y otros sigan derramando lágrimas de cocodrilo, consideramos que lo único que se busca es agradar a los militantes del PAC. Estamos seguros que si el PLN gana las elecciones, pronto volverán a las andanzas neoliberales, porque la zorra cambia el pelo, nunca las mañas.

Después de ver estos dos espectáculos montados por el PLUSC, afirmamos más nuestro pensamiento. El costarricense que honestamente no apoyó el bipartidismo en la primera ronda, no tiene la opción de votar por el menos malo. La única opción que le queda es no votar o anular su voto


ARTICULO 138
El Presidente y los vicepresidentes serán elegidos simultáneamente y por una mayoría de votos que exceda del cuarenta por ciento del número total de sufragios validamente emitidos.
Los candidatos a Presidente y Vicepresidentes de un partido, deben figurar para su elección en una misma nómina, con exclusión de cualquier otro funcionario a elegir.
Si ninguna de las nóminas alcanzare la indicada mayoría, se practicará una segunda elección popular el primer domingo de abril del mis año entre las dos nóminas que hubieran recibido más votos, quedando elegidos los que figuren en la que obtenga el mayor número de sufragios.
Si en cualquiera de las elecciones dos nóminas resultaren con igual número de sufragios suficientes, se tendrá por elegido para Presidente al candidato de mayor edad, y para Vicepresidentes a los respectivos candidatos de la misma nómina.
No pueden renunciar a la candidatura para la Presidencia o Vicepresidencias los ciudadanos incluidos en una nómina ya inscrita conforme a la ley, ni tampoco podrán abstenerse de figurar en la segunda elección los candidatos de las dos nóminas que hubieran obtenido mayor número de votos en la primera.