Make your own free website on Tripod.com
La Fiesta del Cerdo
Un país que ya no existe

Opinión de un costarricense residente en el exterior

HOME

Los estafadores impunes | EL FUTURO POLITICO DEL PAC | La lavandería del PUSC | El PECADO DEL PADRE DELGADO | MANIFIESTO DE UN ABSTENCIONISTA | DENUNCIA CONTRA FINANCIERA MIRAVALLES | ROGELIO RAMOS, UN POLÍTICO ATÍPICO | Politiquería alcanza supervisión financiera | Corrupción en la lucha antidrogas en Costa Rica | La Propuesta de don Juan Diego Castro | Los politicastros invaden la educación costarricense | No olvidemos el Banco Anglo | El llanto de Fishman | Salir con un Domingo Siete | Rodrigo Carazo y Ottón Solís | La piel de oveja de Rolando Araya | NO VOTE CONTRA USTED | La Demagogia del PUSC | El asalto al Fondo Nacional de Contingencias Agrícolas | Don Ottón el prestamista | Un país que ya no existe | Por qué diablos? | Los votos nulos y en blanco | Por favor. Que dejen de robar | Los políticos delincuentes | El Fantasma de la Deuda Pública | La metamorfosis de Rolando Araya | No vote el próximo 7 de abril | El drama de los hijos de la calle | La lucha de Ottón Solís | IMAS, PANI, NUEVO ASALTO A LOS PROGRAMAS SOCIALES | El regreso del Padre Minor | Viva Costa Rica, pero sin políticos corruptos | Los negocios de los Fishman | Los Narcopolíticos | Quién le teme a Ricardo Alem? | Corrupción en el Regimen de Seguridad Social | Parmenio Quién te mató? | Las escuelas de Medicina | El Aguila y el Gusano | Mercaderes de Almas | NO OLVIDEMOS A PARMENIO | PARMENIO MEDINA PEREZ, EL PERIODISTA VALIENTE | Los discípulos de Montesinos | Don Julio Acosta García | El botín de los puestos públicos | La Creación de los Políticos | Los políticos y las casas de apuestas por Internet | El Saqueo de las Tiendas Libres del IMAS

Un país que ya no existe

Pertenecemos a un país que ya no existe perdió sus valores,
su palabra, su territorio verde, vendió la lluvia, dispersó la fe
se hizo vacío, hipotecó su libertad, nunca logró su independencia.
Voluntariamente, se llenó de traidores, de hijos de putas azules
de cabrones, de vendepatrias.
Los amigos no acompañan, se hicieron asesinos, la envidia reinó
en territorio mezquino, de aplausos vanos.
A mí me encumbró en mitos de glorias ajenas ya no encuentro
mi cara ni mi nombre ni mi voz.
Vivimos indiferentes que los dos hermanos de María Lourdes Cortés
murieran de frente ante el perfil de su muerte uno metido en el sueño
otro despierto en agudeces de defender lo propio.
Ahora se llevaron a Parmenio con sus verdades al cementerio.
¿Qué nos espera cuando cada institución se derrumba?
La respuesta es clara y sencilla:
regresar a un país que ya no existe.