Make your own free website on Tripod.com
La Fiesta del Cerdo
Una pregunta para don Oscar Saborío Alvarado

HOME

Corrupción en la lucha antidrogas en Costa Rica | Acerca de nosotros | La Propuesta de don Juan Diego Castro | El llanto de Fishman | Salir con un Domingo Siete | Rodrigo Carazo y Ottón Solís | La piel de oveja de Rolando Araya | Una pregunta para don Oscar Saborío Alvarado | El final de Batman y Robin | NO VOTE CONTRA USTED | La Demagogia del PUSC | El asalto al Fondo Nacional de Contingencias Agrícolas | Don Ottón el prestamista | Un país que ya no existe | Por qué diablos? | Los votos nulos y en blanco | Por favor. Que dejen de robar | La segunda ronda electoral | Los políticos delincuentes | El Fantasma de la Deuda Pública | El confiscatorio fallo del Tribunal Supremo de Elecciones | LOS ASESORES DE LOS DIPUTADOS | La metamorfosis de Rolando Araya | No vote el próximo 7 de abril | El drama de los hijos de la calle | Irregularidades en ventas callejeras | La lucha de Ottón Solís | Cuál Independencia? | EL VOTO A GANAR | IMAS, PANI, NUEVO ASALTO A LOS PROGRAMAS SOCIALES | La SUGEF y las Cooperativas | Amenazas contra el Periódico Universidad | El regreso del Padre Minor | Viva Costa Rica, pero sin políticos corruptos | La liberación de los burritos | El asesor de don Rolando Araya | Los negocios de los Fishman | Los Narcopolíticos | Cuál Democracia? | Quién le teme a Ricardo Alem? | Problemas agrarios y demagogia política | Corrupción en el Regimen de Seguridad Social | Biblia, Futbol y Demagogia | POR QUÉ NO VOTO | Sobre seguridad, turismo y demagogia | Los Irresponsables | Parmenio Quién te mató? | Las escuelas de Medicina | El Aguila y el Gusano | Mercaderes de Almas | LA OTRA COSTA RICA | LIBERTAD DE PRENSA O LIBERTAD DE EMPRESA | EL ENGAÑO DE LAS PENSIONES COMPLEMENTARIAS | Los préstamos del empresario | Sobre serviles y corruptos | Miembro de la Comisión de Narcotráfico media por narcos | LA IRREGULAR INVESTIGACION DEL CASO MEDINA | NO OLVIDEMOS A PARMENIO | PARMENIO MEDINA PEREZ, EL PERIODISTA VALIENTE | Demostremos que no estamos domesticados | Los discípulos de Montesinos | Don Luis Alberto Monge y LA PENCA | Don Julio Acosta García | El botín de los puestos públicos | La Creación de los Políticos | Los políticos y las casas de apuestas por Internet | El Saqueo de las Tiendas Libres del IMAS | Foros de La Fiesta del Cerdo

En los últimos días ha reaparecido en escena un viejo político costarricense. Oscar Saborío Alvarado. Este señor quien fue diputado hace varios años, arremete contra Ottón Solís, en el famoso caso de las tierras del ITCO. Repetimos hasta la saciedad que no nos interesa defender a Ottón Solís, pero si es conveniente que los votantes, sobre todo los más jóvenes conozcan quien es, desde el punto de vista empresarial, don Oscar Saborío Alvarado.
Hace ya bastantes años, don Oscar fundó la Cadena de Supermercados Los Periféricos. Esta cadena comenzó a competir con los Más por Menos. Sus actividades comerciales fueron financiadas por tres fuentes: emisión de deuda en la Bolsa Nacional de Valores, préstamos con bancos, sobre todo los estatales y crédito con proveedores. Según nos han informado varios de los antiguos proveedores de la Cadena Periféricos, muchas veces se usó la ley del más fuerte y se les llegaron a atrasar los pagos hasta seis meses. Lógicamente, si no aceptaban las condiciones leoninas de Periféricos, no les volverían a comprar. De esta forma la empresa financiaba sus actividades con el dinero de los demás. En su proceso de expansión la empresa de don Oscar adquirió los antiguos estancos del Consejo Nacional de Producción, los cuales habían sido privatizados, con resultados nefastos. Parece que los problemas de iliquidez que tenían los estancos, llamados Peribásicos, contagiaron a la Corporación Periféricos, la cual cayó en estado de cesación de pagos y se acogió a la figura de la Administración por Intervención Judicial. Esta fue una de las principales causas de los problemas financieros de la Corporación, y no como dice don Oscar que hubo una persecución en su contra. Tan es así, que el Banco de Costa Rica, a pesar de saber el estado crítico de la empresa, siguió aprobando créditos a su favor. La razón que se dio en ese momento y así consta en las actas de la Junta Directiva del Banco de Costa Rica, fue que no se podía dejar que la Corporación Más por Menos se convirtiera en un monopolio. Ignoramos si pesaron las influencias políticas de don Oscar en la decisión tomada por el Banco de Costa Rica.
La Administración por Intervención Judicial, era una forma legal, pero inmoral de burlar a los acreedores, ya que permitía a las empresas que se acogían a esta figura dejar de pagar intereses durante tres años. Si tomamos en cuenta, que en el momento en que se acogió Corporación Periféricos a esta figura, la tasa de interés era del 33% anual como promedio, al cabo de tres años, con sólo los intereses no pagados se había cancelado la deuda. Posteriormente, ante los abusos presentados, la Asamblea Legislativa modificó esta ley, pero mientras tanto, muchas empresas se beneficiaron, entre ellas CORPORACIÓN LACHNER Y SÁENZ Y CORPORACIÓN PERIFÉRICOS.
Debemos abonar a favor de don Oscar, que él entregó varias propiedades para que fueran vendidas y se pagara con ello a los acreedores. Sin embargo, se rumora, que unos empresarios mexicanos estuvieron interesados en la compra de una de ellas, la cual estaba alquilada a otra empresa de la familia de don Oscar. Esta empresa, amparándose a la Ley de Arrendamientos Urbanos y Suburbanos no quiso desocuparla y los mexicanos desistieron del negocio, lo que impidió un pago pronto a los acreedores.
En resumen, los grandes perjudicados con el proceso de administración judicial, fueron las personas que habían adquirido certificados de inversión de Periféricos y los bancos del Estado, los cuales, como dijimos anteriormente, aparentemente dejaron de percibir intereses durante tres años.
Queremos dejar claro que no estamos acusando a don Oscar Saborío de delito alguno. El se acogió a una ley inmoral que estaba vigente en ese momento. Sin embargo, ya que vemos a don Oscar en actitud de acusador de Ottón Solís, quisiéramos hacerle una pregunta: Don Oscar, ahora que ya Periféricos se recuperaron de su crisis financiera. Usted pagó a los bancos y los inversionistas los intereses que dejaron de percibir, durante los tres años de la Administración por Intervención Judicial? Si lo hizo, lo felicitamos y le damos toda la autoridad moral para atacar a Ottón Solís. Si no lo ha hecho, le sugerimos que antes de pagar espacios en los medios de comunicación contra el candidato Solís, mejor use ese dinero, en cancelar los intereses a los humildes inversionistas y a los bancos del Estado, que a la postre son de todos los costarricenses. Recuerde don Oscar, legalidad no siempre es sinónimo de moralidad.