Make your own free website on Tripod.com

Home

Los estafadores impunes
EL FUTURO POLITICO DEL PAC
La lavandería del PUSC
El PECADO DEL PADRE DELGADO
MANIFIESTO DE UN ABSTENCIONISTA
DENUNCIA CONTRA FINANCIERA MIRAVALLES
ROGELIO RAMOS, UN POLÍTICO ATÍPICO
Politiquería alcanza supervisión financiera
Corrupción en la lucha antidrogas en Costa Rica
La Propuesta de don Juan Diego Castro
Los politicastros invaden la educación costarricense
No olvidemos el Banco Anglo
El llanto de Fishman
Salir con un Domingo Siete
Rodrigo Carazo y Ottón Solís
La piel de oveja de Rolando Araya
NO VOTE CONTRA USTED
La Demagogia del PUSC
El asalto al Fondo Nacional de Contingencias Agrícolas
Don Ottón el prestamista
Un país que ya no existe
Por qué diablos?
Los votos nulos y en blanco
Por favor. Que dejen de robar
Los políticos delincuentes
El Fantasma de la Deuda Pública
La metamorfosis de Rolando Araya
No vote el próximo 7 de abril
El drama de los hijos de la calle
La lucha de Ottón Solís
IMAS, PANI, NUEVO ASALTO A LOS PROGRAMAS SOCIALES
El regreso del Padre Minor
Viva Costa Rica, pero sin políticos corruptos
Los negocios de los Fishman
Los Narcopolíticos
Quién le teme a Ricardo Alem?
Corrupción en el Regimen de Seguridad Social
Parmenio Quién te mató?
Las escuelas de Medicina
El Aguila y el Gusano
Mercaderes de Almas
NO OLVIDEMOS A PARMENIO
PARMENIO MEDINA PEREZ, EL PERIODISTA VALIENTE
Los discípulos de Montesinos
Don Julio Acosta García
El botín de los puestos públicos
La Creación de los Políticos
Los políticos y las casas de apuestas por Internet
El Saqueo de las Tiendas Libres del IMAS
La Fiesta del Cerdo
La lucha de Ottón Solís

Esta campaña se ha caracterizado por la aparición de dos rebeldes. Primeramente el doctor Abel Pacheco, se rebeló contra la cúpula del Partido Unidad Social Cristiana y logró que Calderón Fournier no lograra imponer a su candidato Rodolfo Méndez Mata, al que vapuleó en la convención de su partido. El caso de Ottón Solís es diferente. Hace aproximadamente un año, decidió romper con el Partido Liberación Nacional y fundar el Partido Acción Ciudadana. Aunque no apoyamos políticamente a don Ottón, su actitud nos parece mucho más valiente y sincera que la de Pacheco, ya que rompió completamente con el bipartidismo costarricense, renunciando a sus estructuras y a la jugosa deuda política.
En el principio de su aventura, Ottón Solís no fue tomado en serio. Muchos creyeron que lo que había efectuado era su suicido político. Sin embargo, la última encuesta publicada por el Diario La Nación demuestra que su movimiento ha tomado fuerza. Tan es así, que el Partido Liberación Nacional, en el albañal que son las plazas públicas, no ha dudado en calificar su partido como, el partidillo de un traidor. También han usado al ex presidente Monge, para descalificar dicha encuesta e indicar que se trata de un complot para destruir al Partido Liberación Nacional.
El asunto ha llegado más allá. El diputado José Manuel Núñez de Fuerza Democrática ha hecho serias denuncias contra don Ottón Solís y su familia, en el sentido de que se han apropiado de tierras de campesinos de la zona sur. No vamos a analizar la veracidad de esas denuncias, sino que dejaremos que el diputado Célimo Guido, compañero de fracción de Núñez lo haga.
Al respecto dice Guido en declaraciones dadas a Diario Extra de Costa Rica.
Condenamos esa vergonzosa labor que el encomendaron a José Manuel Núñez y Vladimir de la Cruz, encargados por los partidos tradicionales para impedir que se consolide una fuerza emergente, primero lo hicieron con Fuerza Democrática con fraude y ahora como turecas que son, ellos tienen la labor de despedazar al PAC, es una vergüenza que un partido emergente se preste para esto.
El diputado Guido sostiene que José Manuel Núñez, no tiene autoridad moral para hacer acusaciones a Ottón Solís, porque más bien Núñez tiene denuncias en los tribunales a las cuales aún no se ha enfrentado. Núñez es un corrupto, en la asamblea de Fuerza Democrática en Puntarenas, tachó los nombres de los asambleistas para poner amigos suyos y mientras estábamos en la elección interna y nosotros hacíamos recolectas para comprar el almuerzo de la gente, Núñez le pasaba a la Asamblea Legislativa, la factura de comidas y la compra de un catering. También cuestionó a Núñez por el faltante de setenta y dos millones de colones del partido en la campaña anterior.
No nos interesa defender a Ottón Solís, de los cargos que se le hacen. El sabrá hacerlo por su cuenta. Pero si nos extraña, por qué se le acusa sólo a él. El negocio que ahora cuestionan lo hicieron los hermanos Solís Fallas, no solamente don Ottón. Por tanto, si él es corrupto, también debe serlo su hermano Alex, quien es militante del Partido Liberación Nacional y cuya imagen este partido ha usado en su propaganda.
Con respecto a la afirmación de don Luis Alberto Monge, de que alguien quiere destruir a su partido, queremos tranquilizarlo. No creemos que nadie quiera perder su tiempo en hacerlo.Este se está destruyendo sólo. Por ejemplo, el Partido que se ha manifestado siempre como abanderado de la libertad electoral, no ha dudado en criticar al Premio Nobel Oscar Arias, por haber manifestado públicamente que para diputados no votará por Liberación sino por el PAC, para diputados, ya que la candidata es la madre de sus hijos y compañera de luchas para ocupar la presidencia de Costa Rica, doña Margarita Penón. Sin embargo,después de criticarlo, los politicastros de Liberación, no dudan en usar la imagen de don Oscar en su propaganda, para tratar el realzar la imagen de su alicaído candidato presidencial.
El fenómeno Ottón Solís es explicable. El costarricense no ha perdido la fe en el régimen democrático, sino en sus dirigentes. Solís, ha emprendido la lucha sólo, enfrentándose con un sistema electoral, hecho a la medida para el bipartidismo y ha sabido canalizar el descontento de los costarricenses, hartos de engaños, promesas incumplidas y corrupción, hastiados de dos partidos sin ideología que son un engendro con dos cuerpos pero con la misma cabeza, la cleptocracia del país. Recordemos que en Venezuela, bastó una sola elección para que los dos partidos tradicionales casi desaparecieran, ante el desencanto de la gente.
Por favor don Luis Alberto, no salga vociferando contra las encuestadoras. Deje a don Oscar Arias ejercer la libertad electoral por la que luchó su partido. Más bien haga un examen de conciencia. Abra los ojos y se dará cuenta de que a un pueblo no se le puede engañar indefinidamente. De no hacerlo, la muerte de Liberación Nacional será un suicido anunciado.