Make your own free website on Tripod.com
La Fiesta del Cerdo
POR QUÉ NO VOTO

HOME

Corrupción en la lucha antidrogas en Costa Rica | Acerca de nosotros | La Propuesta de don Juan Diego Castro | El llanto de Fishman | Salir con un Domingo Siete | Rodrigo Carazo y Ottón Solís | La piel de oveja de Rolando Araya | El final de Batman y Robin | NO VOTE CONTRA USTED | La Demagogia del PUSC | El asalto al Fondo Nacional de Contingencias Agrícolas | Don Ottón el prestamista | Un país que ya no existe | Por qué diablos? | Los votos nulos y en blanco | Por favor. Que dejen de robar | Los políticos delincuentes | El Fantasma de la Deuda Pública | LOS ASESORES DE LOS DIPUTADOS | La metamorfosis de Rolando Araya | No vote el próximo 7 de abril | El drama de los hijos de la calle | Irregularidades en ventas callejeras | La lucha de Ottón Solís | Cuál Independencia? | EL VOTO A GANAR | IMAS, PANI, NUEVO ASALTO A LOS PROGRAMAS SOCIALES | La SUGEF y las Cooperativas | Amenazas contra el Periódico Universidad | El regreso del Padre Minor | Viva Costa Rica, pero sin políticos corruptos | La liberación de los burritos | El asesor de don Rolando Araya | Los negocios de los Fishman | Los Narcopolíticos | Cuál Democracia? | Quién le teme a Ricardo Alem? | Problemas agrarios y demagogia política | Corrupción en el Regimen de Seguridad Social | Biblia, Futbol y Demagogia | POR QUÉ NO VOTO | Sobre seguridad, turismo y demagogia | Los Irresponsables | Parmenio Quién te mató? | Las escuelas de Medicina | El Aguila y el Gusano | Mercaderes de Almas | LA OTRA COSTA RICA | LIBERTAD DE PRENSA O LIBERTAD DE EMPRESA | EL ENGAÑO DE LAS PENSIONES COMPLEMENTARIAS | Los préstamos del empresario | Sobre serviles y corruptos | Miembro de la Comisión de Narcotráfico media por narcos | LA IRREGULAR INVESTIGACION DEL CASO MEDINA | NO OLVIDEMOS A PARMENIO | PARMENIO MEDINA PEREZ, EL PERIODISTA VALIENTE | Demostremos que no estamos domesticados | Los discípulos de Montesinos | Don Luis Alberto Monge y LA PENCA | Don Julio Acosta García | El botín de los puestos públicos | La Creación de los Políticos | Los políticos y las casas de apuestas por Internet | El Saqueo de las Tiendas Libres del IMAS | Foros de La Fiesta del Cerdo

Reproducimos, por su importancia, el artículo del señor Johnny Sáenz Vindas, publicado en el Diario Extra del jueves 30 de agosto de 2001, bajo el título Por qué no Voto.
Siempre he creído en la democracia auténtica. Siempre he creído que quienes administran nuestro país deben ser escogidos por nosotros. Pero cómo creer en nuestro sistema democrático si desde hace 52 años nos gobierna el partido Libero unidad.

¿Cómo creer en nuestros gobernantes, cuando se robaron un banco, Fondos de Aviación Civil, FODESAF, Fondo de Emergencias etc.? Cuando los vagos que han llegado a la Presidencia de la República se la pasan de Norteamérica a Europa, de Sudamérica al Continente Asiático? ¿Cuándo no tienen pantalones para detener la llegada de inmigrantes, cuando la capacidad del país desde el punto de vista económico y geográfico ya no da para más, cuando andan resolviendo los problemas de los vecinos, sabiendo las necesidades de la población costarricense?. Cuando, en vez de subir cerros y acompañar a la Selección a todos lados, deberían visitar los barrios marginales para que vean la realidad de nuestra sociedad? ¿Cuándo en el Primer Poder de la República 57 vagos se alimentan del erario, cuando inundan nuestro país de leyes en lugar de programas educativos? ¿Cuándo somos atacados todos los días, a toda hora y en cualquier parte por el hampa y nuestro ejército de hecho, no de derecho, anda en lujosos vehículos, bicicletas y caballos y no es capaz de darnos seguridad, a pesar del alto costo económico que representa para cada uno de nosotros? ¿Cuándo prácticamente todos los costos están calculados en dólares y los costarricenses percibimos nuestros ingresos en colones? ¿ Cuando la corrupción y la demagogia forman parte del modus operandi?

Por eso, costarricenses, por más creyente que sea de la democracia y la libertad, nunca he sido utilizado como tonto útil para que muchos se enriquezcan hasta ilícitamente.