Make your own free website on Tripod.com

La Fiesta del Cerdo
Miembro de la Comisión de Narcotráfico media por narcos

Home

Corrupción en la lucha antidrogas en Costa Rica
Acerca de nosotros
La Propuesta de don Juan Diego Castro
El llanto de Fishman
Salir con un Domingo Siete
Rodrigo Carazo y Ottón Solís
La piel de oveja de Rolando Araya
El final de Batman y Robin
NO VOTE CONTRA USTED
La Demagogia del PUSC
El asalto al Fondo Nacional de Contingencias Agrícolas
Don Ottón el prestamista
Un país que ya no existe
Por qué diablos?
Los votos nulos y en blanco
Por favor. Que dejen de robar
Los políticos delincuentes
El Fantasma de la Deuda Pública
LOS ASESORES DE LOS DIPUTADOS
La metamorfosis de Rolando Araya
No vote el próximo 7 de abril
El drama de los hijos de la calle
Irregularidades en ventas callejeras
La lucha de Ottón Solís
Cuál Independencia?
EL VOTO A GANAR
IMAS, PANI, NUEVO ASALTO A LOS PROGRAMAS SOCIALES
La SUGEF y las Cooperativas
Amenazas contra el Periódico Universidad
El regreso del Padre Minor
Viva Costa Rica, pero sin políticos corruptos
La liberación de los burritos
El asesor de don Rolando Araya
Los negocios de los Fishman
Los Narcopolíticos
Cuál Democracia?
Quién le teme a Ricardo Alem?
Problemas agrarios y demagogia política
Corrupción en el Regimen de Seguridad Social
Biblia, Futbol y Demagogia
POR QUÉ NO VOTO
Sobre seguridad, turismo y demagogia
Los Irresponsables
Parmenio Quién te mató?
Las escuelas de Medicina
El Aguila y el Gusano
Mercaderes de Almas
LA OTRA COSTA RICA
LIBERTAD DE PRENSA O LIBERTAD DE EMPRESA
EL ENGAÑO DE LAS PENSIONES COMPLEMENTARIAS
Los préstamos del empresario
Sobre serviles y corruptos
Miembro de la Comisión de Narcotráfico media por narcos
LA IRREGULAR INVESTIGACION DEL CASO MEDINA
NO OLVIDEMOS A PARMENIO
PARMENIO MEDINA PEREZ, EL PERIODISTA VALIENTE
Demostremos que no estamos domesticados
Los discípulos de Montesinos
Don Luis Alberto Monge y LA PENCA
Don Julio Acosta García
El botín de los puestos públicos
La Creación de los Políticos
Los políticos y las casas de apuestas por Internet
El Saqueo de las Tiendas Libres del IMAS
Foros de La Fiesta del Cerdo



La clase mas asquerosa y dañina que existe sobre la tierra, es la de los narcotraficantes. Cuando llegan a un país, terminan con su niñez, con su juventud y con la moral de sus gobernantes y jueces. Lamentablemente, Costa Rica no se ha salvado de esta plaga.
Hace pocos días, fue condenada una mujer por haber usado a su hija de cuatro años, en la venta de cocaína. En nuestra ciudad capital, vagan como autómatas, niños de menos de diez años de edad. La única ilusión que les han dejado a tan temprana edad, es mendigar, robar o prostituirse a cambio de una piedra de crack.

Los narcotraficantes mexicanos Mario Angis Peña y Federico Lozano Cadena, fueron condenados en 1997 a 18 años de cárcel por tráfico de cocaína. Dos años depués, comenzaron los hechos irregulares relacionados con este par de narcos. Los jueces Miguel Larios y Andrés Pérez, excediendo las funciones que les confiere el Código Procesal Penal, reducen su condena a la mitad, sin que José Antonio Madrigal, Fiscal del Ministerio Público hiciera nada por impedirlo. Todo se descubrió cuando un abogado intentó sobornar al Juez de Ejecución de Pena de Alajuela. El Ministerio Público, ha abierto causa contra las autoridades judiciales involucradas.

Pero la cadena de corrupción no termina allí. El 18 de Agosto de 2001, el Diario La Nación nos informa que el diputado del Partido Renovación Costarricense y miembro de la Comisión Permanente de Narcotráfico, Justo Orozco, intercedió ante la Sala Tercera a favor de los narcotraficantes. Cuando todo salió a la luz pública, Orozco culpó a uno de sus asesores y solo dijo: ME EMBARQUE. Los asesores legislativos, parece que en los últimos días, además de ser una carga para el erario público están jugando un nuevo papel. El de chivos expiatorios. Cada vez que un diputado firma alguna carta de tráfico de influencias, echa la culpa a los asesores, ya sea que se trate de dar visas a chinos o interceder por proxenetas o narcotraficantes. ¿Será que nuestros diputados son tan ignorantes que no saben leer, o tan irresponsables que firman documentos sin saber lo que contienen?

El caso de Orozco es aún más grave. Llegó a la Asamblea Legislativa con la bandera de la protección a la familia, el cristianismo evagélico y una vida dedicada a la docencia. Si es repugnante y asqueroso que los políticos engañen al pueblo con una vida falsa y promesas mentirosas, mendigar los votos con el nombre de Dios en la boca y una Biblia bajo el brazo, constituye una blasfemia imperdonable.

Pobre pueblo cristiano, tanto católico como evangélico. Ha caído en manos de pastores que no buscan las ovejas perdidas, ni curan las perniquebradas, ni llevan a las cansadas a cuestas. Más bien lo que buscan es, como los hijos de Elí, dejarse lo mejor de las ofrendas del Templo y escandalizar a los que verdaderamente creen en Dios, llevando vidas de lujo desenfrendado, defendiendo narcotraficantes y financiando ministerios de evangelización con fondos de dudosa procedencia.

Jesús. Te pedimos que vuelvas a la tierra. Regresa con la ira santa que usaste contra los mercaderes del Templo. Descarga tu látigo sobre las inmundas espaldas de los que expolian a tu pueblo , que alcanzan el poder político usando Tu Palabra y Tu Nombre, para luego defender a los que envilecen nuestra juventud y nuestras instituciones. AMEN.