Make your own free website on Tripod.com
La Fiesta del Cerdo
LA OTRA COSTA RICA

DENUNCIA SOBRE LA SITUACION INFRAHUMANA DE LOS ABORIGENES EN TALAMANCA

HOME

Corrupción en la lucha antidrogas en Costa Rica | Acerca de nosotros | La Propuesta de don Juan Diego Castro | El llanto de Fishman | Salir con un Domingo Siete | Rodrigo Carazo y Ottón Solís | La piel de oveja de Rolando Araya | El final de Batman y Robin | NO VOTE CONTRA USTED | La Demagogia del PUSC | El asalto al Fondo Nacional de Contingencias Agrícolas | Don Ottón el prestamista | Un país que ya no existe | Por qué diablos? | Los votos nulos y en blanco | Por favor. Que dejen de robar | Los políticos delincuentes | El Fantasma de la Deuda Pública | LOS ASESORES DE LOS DIPUTADOS | La metamorfosis de Rolando Araya | No vote el próximo 7 de abril | El drama de los hijos de la calle | Irregularidades en ventas callejeras | La lucha de Ottón Solís | Cuál Independencia? | EL VOTO A GANAR | IMAS, PANI, NUEVO ASALTO A LOS PROGRAMAS SOCIALES | La SUGEF y las Cooperativas | Amenazas contra el Periódico Universidad | El regreso del Padre Minor | Viva Costa Rica, pero sin políticos corruptos | La liberación de los burritos | El asesor de don Rolando Araya | Los negocios de los Fishman | Los Narcopolíticos | Cuál Democracia? | Quién le teme a Ricardo Alem? | Problemas agrarios y demagogia política | Corrupción en el Regimen de Seguridad Social | Biblia, Futbol y Demagogia | POR QUÉ NO VOTO | Sobre seguridad, turismo y demagogia | Los Irresponsables | Parmenio Quién te mató? | Las escuelas de Medicina | El Aguila y el Gusano | Mercaderes de Almas | LA OTRA COSTA RICA | LIBERTAD DE PRENSA O LIBERTAD DE EMPRESA | EL ENGAÑO DE LAS PENSIONES COMPLEMENTARIAS | Los préstamos del empresario | Sobre serviles y corruptos | Miembro de la Comisión de Narcotráfico media por narcos | LA IRREGULAR INVESTIGACION DEL CASO MEDINA | NO OLVIDEMOS A PARMENIO | PARMENIO MEDINA PEREZ, EL PERIODISTA VALIENTE | Demostremos que no estamos domesticados | Los discípulos de Montesinos | Don Luis Alberto Monge y LA PENCA | Don Julio Acosta García | El botín de los puestos públicos | La Creación de los Políticos | Los políticos y las casas de apuestas por Internet | El Saqueo de las Tiendas Libres del IMAS | Foros de La Fiesta del Cerdo

El artículo del periodista Nicolás Aguilar, titulado, Pobreza hinca a indígenas, publicado en el periódico Al Día, causa indignación contra nuestros gobernantes.

Destacaremos los aspectos más importantes de dicho artículo:

Según informes de la Caja Costarricense de Seguro Social y del Ministerio de Salud, en Talamanca, especialmente entre la población indígena, se presenta la peor tasa de mortalidad del país, mueren 13 de cada mil niños nacidos vivos.

Narra seguidamente la historia de doña Eugenia Sistro de 62 años, quien se ha visto doblemente engañada. Después de llevar su cosecha de banano al hombro hasta el Río Telire, un comerciante se llevó su producto sin pagarle nada. Doña Eugenia vive en un humilde rancho con una hija y tres nietos. Un dirigente político de un partido mayoritario, le ofreció repararle su vivienda a cambio de su voto en las recientes elecciones cantonales y tampoco le cumplió.

Pobres nuestros aborígenes. Despojados por invasores despiadados, de sus tierras, de su lengua, de su religión y por último de su dignidad. Víctimas de comerciantes ladrones, de traficantes de droga y de traficantes de votos.

Mientras nuestro cobarde y timorato gobierno, le levanta la carga al presidente Arnoldo Alemán, quien se ha declarado enemigo de Costa Rica, los habitantes de Talamanca sufren hambre y enfermedades.

No es que estemos en contra de los inmigrantes. Pero, causa indignación, que mientras nuestro país brinda educación, vivienda y servicios de salud a más de medio millón de extranjeros, los verdaderos dueños de esta tierra, sufran este tipo de necesidades y tengan que vivir en reservaciones, sin poder siquiera inscribir una parcela a su nombre.

Mientras el gobierno de Costa Rica, tolere que nuestros aborígenes sufran este sistema infrahumano de vida y tengan que sembrar marihuana para poder sobrevivir, no tiene autoridad moral alguna para condenar, en foros internacionales a otros países, por violación de derechos humanos.


Da rabia e indignación, que los políticos se atrevan a jugar con las necesidades de esta pobre gente. Maestros de la hipocresía y el engaño. Respeten al menos los jirones de dignidad que los invasores españoles dejaron a nuestros aborígenes.

Funcionarios del gobierno. No crean que los problemas de nuestros aborígenes se solucionan recordándolos el 12 de octubre y vistiendo a nuestros escolares con plumas y flechas. Arreglen primero los problemas de nuestro pueblo y luego vayan arreglar los de los demás. Bendito seas Miguel Ángel Rodríguez, luz de la calle y oscuridad de la casa.


Introduzca el contenido de soporte