Make your own free website on Tripod.com
La Fiesta del Cerdo
Sobre serviles y corruptos

Hace pocos días, el periódico La Nación, publicó un campo pagado por la Municipalidad de San José, como homenaje al ex alcalde señor Johnny Araya. La publicación costó un millón trescientos mil colones, suma despreciable si la comparamos con los miles de millones que ha gastado el gobierno en levantar la imagen del ilustre conquistador de la cima del Chirripó. Sin embargo, este acto ha sido sumamente criticado. No vamos a analizar a fondo la labor que como alcalde realizó el señor Araya, ya que así como hizo cosas buenas, también durante su gestión la ciudad se desmejoró tremendamente. Por ejemplo, construyó parques, paseos para peatones y el famoso mercado del Paso de la Vaca. Este mercado, nació casi muerto y la Municipalidad, tuvo que dedicar millones de colones en publicidad para su resurrección. Dicha obra tenía como objetivo erradicar los vendedores ambulantes de la calle ocho. Sin embargo, cuando vemos las calles aledañas al Parque Central llenas de vendedores ambulantes, nos cuestionamos si lo único que se logró fue trasladar a los vendedores ambulantes a una zona más céntrica y más visible de la ciudad.
Otro de los proyectos del señor Araya, fue el salvamento de la zona roja. Al iniciarse su gestión, ésta se extendía en los alrededores del antiguo Cine Líbano, donde se agolpaban prostíbulos, travestís, prostitutas y otras aves de la noche. Hoy que vemos a estos especimenes y este tipo de negocios en toda la ciudad de San José, nos cuestionamos si la labor de Araya consistió en salvar la zona roja o convertir la ciudad capital en una inmensa zona roja.
Respetamos el criterio de los señores munícipes, en el sentido de rendirle un homenaje. Sin embargo, saltan a la mente dos preguntas: ¿se hubiera hecho este homenaje al señor Araya si no hubiera sido su hermano candidato a la Presidencia? Además, si estaban los señores munícipes tan interesados en hacerle este tipo de homenaje ¿por qué no pagaron la página con su propio dinero?

Resalta este acto de servilismo, con lo sucedido en la Municipalidad de Curridabat, hecho que fue denunciado en el Diario Extra del 26 de julio de 2001.
Walter Portilla, jefe de Administración de la Municipalidad de Curridabat denunció actos presuntamente irregulares. Denunció, entre otras cosas, una quema de documentos del Departamento de Ingeniería sin la autorización del Registro Nacional. La pérdida de 1.200 sacos de cemento de obras municipales. Indicó además Portilla que un grupo de regidores municipales no pagan impuestos, algunos desde 1995 y otros con deudas más recientes, que ascienden a sumas millonarias. A esto se une la responsabilidad del Concejo y del alcalde en el pago de más de veinte millones de colones en indemnizaciones por salarios, daños y perjuicios en causas laborales ganadas por funcionarios municipales que anteriormente fueron despedidos en algunos casos sin motivo alguno y en otros por denunciar el mal proceder de la administración. Podrán preguntarse si Portilla, por sus valientes denuncias, recibió como premio la publicación de su foto en una página completa del Diario La Nación. Pues, no. En su caso el premio fue diferente. Portilla fue despedido de su puesto a partir del 23 de julio por pérdida de confianza.
No hay duda. La Administración Pública de Costa Rica, con actos como éstos, se convierte, cada vez más, en el reino de los serviles y de los corruptos.

HOME

Corrupción en la lucha antidrogas en Costa Rica | Acerca de nosotros | La Propuesta de don Juan Diego Castro | El llanto de Fishman | Salir con un Domingo Siete | Rodrigo Carazo y Ottón Solís | La piel de oveja de Rolando Araya | El final de Batman y Robin | NO VOTE CONTRA USTED | La Demagogia del PUSC | El asalto al Fondo Nacional de Contingencias Agrícolas | Don Ottón el prestamista | Un país que ya no existe | Por qué diablos? | Los votos nulos y en blanco | Por favor. Que dejen de robar | Los políticos delincuentes | El Fantasma de la Deuda Pública | LOS ASESORES DE LOS DIPUTADOS | La metamorfosis de Rolando Araya | No vote el próximo 7 de abril | El drama de los hijos de la calle | Irregularidades en ventas callejeras | La lucha de Ottón Solís | Cuál Independencia? | EL VOTO A GANAR | IMAS, PANI, NUEVO ASALTO A LOS PROGRAMAS SOCIALES | La SUGEF y las Cooperativas | Amenazas contra el Periódico Universidad | El regreso del Padre Minor | Viva Costa Rica, pero sin políticos corruptos | La liberación de los burritos | El asesor de don Rolando Araya | Los negocios de los Fishman | Los Narcopolíticos | Cuál Democracia? | Quién le teme a Ricardo Alem? | Problemas agrarios y demagogia política | Corrupción en el Regimen de Seguridad Social | Biblia, Futbol y Demagogia | POR QUÉ NO VOTO | Sobre seguridad, turismo y demagogia | Los Irresponsables | Parmenio Quién te mató? | Las escuelas de Medicina | El Aguila y el Gusano | Mercaderes de Almas | LA OTRA COSTA RICA | LIBERTAD DE PRENSA O LIBERTAD DE EMPRESA | EL ENGAÑO DE LAS PENSIONES COMPLEMENTARIAS | Los préstamos del empresario | Sobre serviles y corruptos | Miembro de la Comisión de Narcotráfico media por narcos | LA IRREGULAR INVESTIGACION DEL CASO MEDINA | NO OLVIDEMOS A PARMENIO | PARMENIO MEDINA PEREZ, EL PERIODISTA VALIENTE | Demostremos que no estamos domesticados | Los discípulos de Montesinos | Don Luis Alberto Monge y LA PENCA | Don Julio Acosta García | El botín de los puestos públicos | La Creación de los Políticos | Los políticos y las casas de apuestas por Internet | El Saqueo de las Tiendas Libres del IMAS | Foros de La Fiesta del Cerdo