Make your own free website on Tripod.com

La Fiesta del Cerdo
Libertad Electoral. Un engaño más

Home

EL ENGAÑO DE LAS PENSIONES COMPLEMENTARIAS
Sobre serviles y corruptos
LA IRREGULAR INVESTIGACION DEL CASO MEDINA
NO OLVIDEMOS A PARMENIO
Tres preguntas para el Padre Minor
PARMENIO MEDINA PEREZ, EL PERIODISTA VALIENTE
Acerca de nosotros
Contáctenos
Demostremos que no estamos domesticados
Libertad Electoral. Un engaño más
Los discípulos de Montesinos
Pueblo de Costa Rica pierde fe en su regimen y sus políticos
MAS ARTICULOS
Don Luis Alberto Monge y LA PENCA
Ladrones de Bancos
Don Julio Acosta García
En nombre de Dios
Los niños drogadictos de San José, Costa Rica
Faltante de 91 millones de colones en Radio María
El botín de los puestos públicos
Ministerio de Inseguridad Pública
El defensor de los proxenetas
La Creación de los Políticos
Los políticos y las casas de apuestas por Internet
Los maestros del Fraude Electoral
El Saqueo de las Tiendas Libres del IMAS
Son necesarios nuevos impuestos?
Don Luis Alberto Monge y la contra nicaragüense
ROBOCOOP R.L.
El estigma de Colombia
Foros de La Fiesta del Cerdo
Título de la nueva página

El sistema electoral costarricense no es lo democrático que quiere aparentar ante el mundo

Costa Rica se hace pasar ante el mundo, como un ejemplo de pureza del sufragio. Incluso, los magistrados del Tribunal Supremo de Elecciones se han pavoneado por el mundo, dando clases de democracia. Sin embargo, el sistema electoral de Costa Rica, es en sí antidemocráctico. Vamos a analizar el por qué hacemos esta afirmación.

Para ser electo presidente de Costa Rica, basta con obtener el 40% de los votos válidos. Entre los votos válidos no se cuentan los votos en blanco. Por tanto, dando un ejemplo exagerado, si de un padrón de tres millones de personas, votaran sólo cien y el resto anulara su voto, el candidato que obtuviera cuarenta votos sería electo presidente. Este fue el caso del actual presidente. El obtuvo el 30% de los votos válidos, el 40% votó por otros candidatos o anuló el voto y el 30% ni siquiera se tomó la molestia de presentarse a votar. Con estos números .Se podría decir que Miguel Angel Rodríguez es válidamente el presidente de TODOS los costarricenses? Nosotros consideramos que no. Fue presidente gracias a un sistema antidemocrático e inconstitucional, creado para acallar el voto disidente de los ciudadanos.

Al respecto, el señor Juan José Sobrado da una idea brillante en su artículo publicado en el Diario La Nación del 24 de junio del presente año.

Según el señor Sobrado, los elementos constitutivos del sufragio, como emisión libre de voluntad ante las Juntas Electorales, los establecen los artículos 93 y 95 de la Constitución Política y estos artículos no indican que se deba de votar por los candidatos que propongan los partidos.

La genial propuesta del señor Sobrado consiste en que a la papeleta se le agregue una casilla, en la cual el elector pueda marcar NINGUNO DE LOS ANTERIORES. Estos votos se considerarían como válidos y el candidato electo tendría siempre que alcanzar el 40% de los votos, pero tomando en cuenta los votos de los ciudadanos no domesticados ni engañados por la basura de propaganda política, que marcarían la casilla NINGUNO DE LOS ANTERIORES.

Señores miembros del Tribunal Supremo de Elecciones. No pierdan el tiempo en payasadas, enviando reformas electorales a la Asamblea Legislativa, tratando de salvar un sistema corrupto y decadente. Tomen esta fácil medida y podremos creer en ustedes.

No nos atreveríamos a proponer que se dejara una casilla en blanco, para que cada ciudadano pueda poner el nombre del candidato de sus simpatías,aunque no aparezca en la lista de los partidos, lo que sería otra forma de solucionar el problema. Este sistema dio un resultado pésimo en un país de América del Sur. Resultó electo alcalde el hipopótamo del zoológico. Si aquí se aplicara este sistema, con los candidatos que tenemos, no dudamos que el triunfador, por amplia mayoría, sería el mono YOYITO, que aparece en los afiches publicitarios de la Municipalidad de San José.

DESE A RESPETAR, NO VAYA A VOTAR