Make your own free website on Tripod.com
La Fiesta del Cerdo
Don Julio Acosta García

Las palabras sabias de un hombre que gobernó, cuando los políticos eran decentes

HOME

Los estafadores impunes | EL FUTURO POLITICO DEL PAC | La lavandería del PUSC | El PECADO DEL PADRE DELGADO | MANIFIESTO DE UN ABSTENCIONISTA | DENUNCIA CONTRA FINANCIERA MIRAVALLES | ROGELIO RAMOS, UN POLÍTICO ATÍPICO | Politiquería alcanza supervisión financiera | Corrupción en la lucha antidrogas en Costa Rica | La Propuesta de don Juan Diego Castro | Los politicastros invaden la educación costarricense | No olvidemos el Banco Anglo | El llanto de Fishman | Salir con un Domingo Siete | Rodrigo Carazo y Ottón Solís | La piel de oveja de Rolando Araya | NO VOTE CONTRA USTED | La Demagogia del PUSC | El asalto al Fondo Nacional de Contingencias Agrícolas | Don Ottón el prestamista | Un país que ya no existe | Por qué diablos? | Los votos nulos y en blanco | Por favor. Que dejen de robar | Los políticos delincuentes | El Fantasma de la Deuda Pública | La metamorfosis de Rolando Araya | No vote el próximo 7 de abril | El drama de los hijos de la calle | La lucha de Ottón Solís | IMAS, PANI, NUEVO ASALTO A LOS PROGRAMAS SOCIALES | El regreso del Padre Minor | Viva Costa Rica, pero sin políticos corruptos | Los negocios de los Fishman | Los Narcopolíticos | Quién le teme a Ricardo Alem? | Corrupción en el Regimen de Seguridad Social | Parmenio Quién te mató? | Las escuelas de Medicina | El Aguila y el Gusano | Mercaderes de Almas | NO OLVIDEMOS A PARMENIO | PARMENIO MEDINA PEREZ, EL PERIODISTA VALIENTE | Los discípulos de Montesinos | Don Julio Acosta García | El botín de los puestos públicos | La Creación de los Políticos | Los políticos y las casas de apuestas por Internet | El Saqueo de las Tiendas Libres del IMAS

Hoy, cuando vemos que muchos candidatos se disputan los puestos de elección popular, para llegar no a servir a la patria, sino a servirse de ella, no a buscar sustento al pueblo, sino a robarlo y envilecerlo, hemos querido recordar a un gran presidente que tuvo Costa Rica, en los primeros años del siglo pasado. Don Julio Acosta García.

A don Julio le tocó ponerse al frente de la revolución que derrocó al tirano Federico Tinoco Granados. A diferencia de los líderes de la revolución de 1948, que después del triunfo se dedicaron a lucrar con la sangre de los caídos, y que se unieron con sus antiguos enemigos, con el fin de detentar el poder para su beneficio, don Julio nunca estuvo de acuerdo en que los altos ideales de la Patria se emplearan para propósitos sucios. Queremos recordar las palabras que al respecto pronunció don Julio.

HUBO GLORIA EN LA ACTITUD ASUMIDA POR LOS QUE SE ENFRENTARON AL DÉSPOTA?
PUES ENTONCES, NO HAY PAGA EN DINERO.
HUBO PAGA?
ENTONCES NO HAY GLORIA. QUE NO SE PUEDE SERVIR A DOS SEÑORES.
SI HAY PAGA, QUIEN OFRENDA LA VIDA?
LO ÚNICO QUE INVITA A LA MUERTE ES EL IDEAL.
SI ESTE HUYE, SOLO SE OYE EL MASTICAR DE LAS MANDÍBULAS DE SANCHO Y ENTRE ESE RUIDO MISÉRRIMO, NO SE PUEDEN ALZAR LOS PILARES DE LA PATRIA.

Cuánta diferencia hay entre don Julio y los políticos mentirosos y vividores de hoy día, cuyas mandíbulas infernales no han dudado en triturar los fondos públicos y la dignidad y la fe de los costarricenses.