Make your own free website on Tripod.com
La nefasta candidatura de Johnny Araya

Home

EL FUTURO POLITICO DEL PAC | La lavandería del PUSC | El PECADO DEL PADRE DELGADO | La nefasta candidatura de Johnny Araya | FUNDACIONES. TRIANGULO DE LAS BERMUDAS DE RECURSOS PUBLICOS | LA CONFESION DEL SECRETARIO GENERAL DE LIBERACION | Los hombres del Presidente | Ajustes al regimen de Pensiones de la Caja | IRREGULARIDADES EN LA DIRECCION GENERAL DE TRANSITO | REQUIEM POR EL INSTITUTO NACIONAL DE APRENDIZAJE | MANIFIESTO DE UN ABSTENCIONISTA | El entierro del Combo Municipal | Rolando Araya y Parmenio Medina | DENUNCIA CONTRA FINANCIERA MIRAVALLES | ROGELIO RAMOS, UN POLÍTICO ATÍPICO | Politiquería alcanza supervisión financiera | Corrupción en la lucha antidrogas en Costa Rica | La Propuesta de don Juan Diego Castro | Los politicastros invaden la educación costarricense | No olvidemos el Banco Anglo | El llanto de Fishman | Salir con un Domingo Siete | Rodrigo Carazo y Ottón Solís | La piel de oveja de Rolando Araya | NO VOTE CONTRA USTED | La Demagogia del PUSC | El asalto al Fondo Nacional de Contingencias Agrícolas | Don Ottón el prestamista | Un país que ya no existe | Por qué diablos? | Los votos nulos y en blanco | Por favor. Que dejen de robar | Los políticos delincuentes | El Fantasma de la Deuda Pública | La metamorfosis de Rolando Araya | No vote el próximo 7 de abril | El drama de los hijos de la calle | La lucha de Ottón Solís | IMAS, PANI, NUEVO ASALTO A LOS PROGRAMAS SOCIALES | El regreso del Padre Minor | Viva Costa Rica, pero sin políticos corruptos | Los negocios de los Fishman | Los Narcopolíticos | Quién le teme a Ricardo Alem? | Corrupción en el Regimen de Seguridad Social | Parmenio Quién te mató? | Las escuelas de Medicina | El Aguila y el Gusano | Mercaderes de Almas | NO OLVIDEMOS A PARMENIO | PARMENIO MEDINA PEREZ, EL PERIODISTA VALIENTE | Los discípulos de Montesinos | Don Julio Acosta García | El botín de los puestos públicos | La Creación de los Políticos | Los políticos y las casas de apuestas por Internet | El Saqueo de las Tiendas Libres del IMAS
La Fiesta del Cerdo

En los últimos días, el Partido Liberación Nacional, o lo que queda de él, se ha visto conmovido por el nombramiento de Johnny Araya como candidato a Alcalde por el Cantón Central de San José. Araya llegó como único candidato, debido a que ninguna otra persona quiso aceptar este puesto o bien, otros como el ingeniero Rodolfo Silva, no podían aspirar a ese puesto por no ser vecinos del cantón. De inmediato, la señora Ana Gabriela Ross, presidenta del Partido, anunció su renuncia, ya que la figura de Araya significaba el continuar con líderes desprestigiados que tienen a ese partido casi al borde de su desaparición.

La elección hecha por el Partido Liberación Nacional, no nos parece más desacertada. A continuación vamos a analizar las razones.

Araya fue uno de los principales culpables de la derrota de su hermano:

En la primera parte de las elecciones presidenciales, que culminó en febrero del presente año, Johnny Araya fue una figura preponderante en la campaña de su hermano Rolando, quien con costos alcanzó un 31% de la votación. Por este motivo, se prefirió en la segunda parte dejar por fuera a don Johnny argumentando varios motivos. En toda la historia de Liberación, no recordamos campaña más incoherente, sucia y degradante como la que dirigió don Johnny , la cual oportunamente criticamos. Al final los resultados electorales nos dieron la razón. En toda su historia, este partido nunca había sido vapuleado de la forma en que lo fue en las últimas elecciones.

Araya representa el continuismo en Liberación:

El 3 de febrero de 2002, el pueblo costarricense demostró que está harto de aquellos dirigentes que por su complicidad o complacencia han permitido que se roben el país y que lo hundieran en una de sus peores crisis fiscales. Precisamente, el ardid de don Abel consistió en presentarse como un no político, lo que al final le permitió triunfar en las elecciones. Johnny Araya es todo lo contrario. Desde que lo recordamos ha estado pegado a las ubres del Estado y no sabemos si en su vida habrá tenido alguna otra ocupación diferente a la de la política.

Araya no es vecino del Cantón Central de San José.

Desde hace muchos años, Araya ha vivido en San Rafael de Escazú. Suponemos que él no quiere rodearse con la gente que vive en el cantón del que quiere ser alcalde o que es más propio, para un integrante de la Avioneta Set, como él, vivir en una de las zonas más exclusivas de Costa Rica. Para poder ser candidato se valió de una leguleyada, de las que acostumbran nuestros políticos. Declaró como domicilio, para efectos electorales, la propia Municipalidad de San José. Si don Johnny considera que ha hecho tanto por beneficiar San José y que lo ha convertido en una ciudad casi paradisiaca, no sabemos por qué no vive en alguno de sus barrios.

Araya en diez años ha hecho muy poco por San José.

Los defensores de don Johnny argumentan que él ha hecho mucho en beneficio de San José en los diez años que ha estado al frente de la Municipalidad, que San José no es el mismo que hace diez años. En lo último estamos de acuerdo. San José no es el mismo que hace diez años. Está mucho peor. Veamos algunos de los descabellados proyectos de Araya y sus nefastos resultados para la ciudad.

Salvamento de la zona roja:

Al inicio de la nefasta administración de Araya, la zona roja de San José se circunscribía a la legendaria calle doce. Debido al incremento en la delincuencia en esta zona, ni las mismas prostitutas y travestis la consideraron segura. Por ese motivo quedó prácticamente en el abandono. Esta zona se ubica a más de un kilómetro del centro de la capital. Hoy día, el sector comprendido entre la Calle Central y Segunda y avenidas 2 y 10, es tierra de nadie. Los humildes trabajadores que deben transitar por el sector en horas de la mañana, son vapuleados por hampones y despojados hasta de su ropa. Incluso los conductores que osan atravesar esa zona han sido asaltados o sufrido daños en sus vehículos. Las drogas se venden en la vía pública a vista y paciencia de los transeúntes y los menores de edad son los principales clientes de esta raza maldita que representan los narcotraficantes. El problema es que este zona es el centro de San José. Por tanto, queda demostrado que este proyecto, no sólo no solucionó el problema, sino que lo agravó, trasladándolo al sector más céntrico de la capital.

Erradicación de vendedores ambulantes:

Los vendedores ambulantes al inicio de la administración de Araya, se ubicaban en la calle ocho. Don Johnny impulsó el proyecto de la construcción del Mercado del Paso de la Vaca, con el fin de ubicar en el mismo a los vendedores ambulantes. El mercado se construyó en la zona roja, a un altísimo costo para los contribuyentes. Al poco tiempo de abierto se determinó que había sido un verdadero fracaso. Los ingresos de los vendedores bajaron vertiginosamente, ya que la Municipalidad no cumplió con muchos de los compromisos adquiridos por ellos. Entonces, con el fin de callar las protestas de los vendedores se establecieron zonas de tolerancia, la gran mayoría de ellas en el mismo centro de la ciudad capital. Al final, este famoso proyecto fue un fracaso más de Araya, con un costo muy alto para los contribuyentes, no solo por el valor de la edificación, sino por las múltiples campañas de publicidad que se hicieron, para tratar de salvar el elefante moribundo. Al final, el problema no solo permanece sino que se ha agravado.

Embellecimiento de San José.

Durante la administración de Araya, se embellecieron varios de los parques de San José y se construyeron los famosos bulevares. El proyecto de los parques nos parece bueno, pero sería necesario saber qué costo tuvieron los mismos. Muchos de ellos ya se encuentran con las aceras en mal estado y el Parque Central presenta desniveles que hacen que el agua de lluvia se acumule en grandes cantidades. Recién construido el bulevar de la Avenida Central, hubo que hacer reparaciones importantes, ya que con las primeras lluvias, los negocios comenzaron a inundarse. Si se iba a construir algo. Costaba mucho hacerlo bien hecho?

Además, gracias a la falta de vigilancia, ya que la Policía Municipal se encuentra sumamente ocupada persiguiendo predicadores callejeros y vendedores sin patente, los parques se han convertido en refugio de vendedores de droga, degenerados sexuales, drogadictos, alcohólicos e indigentes, quien hoy son los verdaderos beneficiarios de estos proyectos, construidos con el dinero de todos los contribuyentes.

Conclusión:

Dice don Johnny Araya que él tiene la capacidad y los conocimientos para ser el Alcalde de San José. Ha tenido diez años para demostrarlo y no solo no lo ha hecho, sino que ha demostrado todo lo contrario. Los anticuerpos que ha desarrollado no han sido solamente entre la ciudadanía, harta de demagogia, desorden y clientelismo político, sino entre los mismos diputados y altos dirigentes de su Partido. Dijo doña Ana Gabriela Ross que la candidatura de Araya, representará la derrota. Por el bien de Liberación Nacional y sobre todo del cantón central de San José, esperamos que las palabras de doña Ana Gabriela resulten proféticas.