Make your own free website on Tripod.com
helmet crest on black
FUNDACIONES. TRIANGULO DE LAS BERMUDAS DE RECURSOS PUBLICOS
La Fiesta del Cerdo

Home

EL FUTURO POLITICO DEL PAC
La lavandería del PUSC
El PECADO DEL PADRE DELGADO
La nefasta candidatura de Johnny Araya
FUNDACIONES. TRIANGULO DE LAS BERMUDAS DE RECURSOS PUBLICOS
LA CONFESION DEL SECRETARIO GENERAL DE LIBERACION
Los hombres del Presidente
Ajustes al regimen de Pensiones de la Caja
IRREGULARIDADES EN LA DIRECCION GENERAL DE TRANSITO
REQUIEM POR EL INSTITUTO NACIONAL DE APRENDIZAJE
MANIFIESTO DE UN ABSTENCIONISTA
El entierro del Combo Municipal
Rolando Araya y Parmenio Medina
DENUNCIA CONTRA FINANCIERA MIRAVALLES
ROGELIO RAMOS, UN POLÍTICO ATÍPICO
Politiquería alcanza supervisión financiera
Corrupción en la lucha antidrogas en Costa Rica
La Propuesta de don Juan Diego Castro
Los politicastros invaden la educación costarricense
No olvidemos el Banco Anglo
El llanto de Fishman
Salir con un Domingo Siete
Rodrigo Carazo y Ottón Solís
La piel de oveja de Rolando Araya
NO VOTE CONTRA USTED
La Demagogia del PUSC
El asalto al Fondo Nacional de Contingencias Agrícolas
Don Ottón el prestamista
Un país que ya no existe
Por qué diablos?
Los votos nulos y en blanco
Por favor. Que dejen de robar
Los políticos delincuentes
El Fantasma de la Deuda Pública
La metamorfosis de Rolando Araya
No vote el próximo 7 de abril
El drama de los hijos de la calle
La lucha de Ottón Solís
IMAS, PANI, NUEVO ASALTO A LOS PROGRAMAS SOCIALES
El regreso del Padre Minor
Viva Costa Rica, pero sin políticos corruptos
Los negocios de los Fishman
Los Narcopolíticos
Quién le teme a Ricardo Alem?
Corrupción en el Regimen de Seguridad Social
Parmenio Quién te mató?
Las escuelas de Medicina
El Aguila y el Gusano
Mercaderes de Almas
NO OLVIDEMOS A PARMENIO
PARMENIO MEDINA PEREZ, EL PERIODISTA VALIENTE
Los discípulos de Montesinos
Don Julio Acosta García
El botín de los puestos públicos
La Creación de los Políticos
Los políticos y las casas de apuestas por Internet
El Saqueo de las Tiendas Libres del IMAS


Varias entidades públicas, entre otras la Universidad de Costa Rica, ha recurrido en los últimos años a la creación de fundaciones para la administración de recursos públicos. Con este sistema, se trata de agilizar los trámites para algunos engorrosos a que están sujetos los entes públicos. El problema es que algunas de estas fundaciones se han convertido en un agujero negro en que sin control alguno se han hundido los fondos públicos. Consideramos que si los sistemas de control de la Administración Pública son engorrosos y agregamos nosotros ineficaces, tal y como lo ha demostrado el asalto sistemático y exitoso al erario público, lo que se debería hacer es cambiar las leyes y controles, no buscar eludirlas.




El ingeniero Rodolfo Silva Vargas, alto dirigente de la tendencia arayista en la campaña pasada y quien ha ocupado puestos importantes en el sector público, se refirió hace pocos días a dichas fundaciones en estos términos.

"El país enfrenta la proliferación de fondos especiales y de fundaciones que reciben recursos públicos pero funcionan sin que se requiera una adecuada rendición de cuentas. Aunque en muchos casos realizan encomiables tareas en los campos social, ambiental, académico etc. en conjunto tienden a agravar el problema fiscal, que el actual Ministro de Hacienda y el país, considera de solución prioritaria. Llama la atención por ejemplo que mientras se hacen loables esfuerzos por reducir gastos y recortar partidas no indispensables, con un posible ahorro de 500.000 millones de colones, durante la administración anterior se vendió Cementos del Pacífico a una compañía mexicana, y el país recibió tres mil millones de colones, pero en lugar de utilizarlos para disminuir el déficit fiscal y la galopante deuda interna, aparentemente se asignaron a una fundación manejada por la Casa Presidencial, dedicada a la contratación de asesores, consultores y estudios. "




Hace varios días, hablábamos con un auditor de una de las entidades reguladoras del Estado y nos manifestaba que le tocó hacer un trabajo en Casa Presidencial. Cuando preguntó por dineros que se trasladaban de los fondos públicos a una de esas tantas fundaciones, simplemente le dijeron que no se metiera con esto.

Los comentarios del ingeniero Silva, además de dejar en claro que las famosas fundaciones en el sector público son el Triángulo de las Bermudas de los fondos del estado, nos indica en donde terminan los dineros de las privatizaciones. Nosotros siempre nos hemos opuesto a la venta de los bienes del Estado, porque lamentablemente sabemos que al final esos fondos, sólo servirán para, por medio de artificios, terminar en los bolsillos de la cleptocracia que nos gobierna.

Por eso nos preguntamos si servirá de algo el nuevo paquete tributario que nos recetará la Administración Pacheco. Mientras sigan los mismos ineptos, corruptos y vividores , pegados como sanguijuelas a las Instituciones del Estado, no habrá fondos que alcancen. A pesar de que don Abel dijo en campaña que las ratas que se habían ido de su Partido, hemos visto como en pocas semanas de gobierno, las ratas han demostrado no solo que gozan de buena salud, sino de buena apetito. Para muestra tenemos los escándalos del IMAS ( Institución donde el robo ya no es noticia) el caso del INCOP y el del Instituto Nacional de Seguros.




Si don Abel quiere que podamos creer en sus buenas intenciones, haría bien en dar a conocer al país los siguientes puntos:

Cuántas fundaciones existen en estos momentos, para burlar los controles legales?

Quiénes están al frente de dichas fundaciones?

Qué cantidad de fondos públicos han sido transferidos a estas fundaciones?

Qué asesores se pagaron con los fondos provenientes de la venta de Cementos del Pacífico?

Cuál fue el beneficio para el país de dichas asesorías?




Antes de que estas preguntas no sean contestadas por el Gobierno, no debemos aceptar un nuevo paquete tributario. Si vamos a pagar entre todos los recursos robados, al menos tenemos derecho a conocer el nombre de los ladrones.