Make your own free website on Tripod.com
La Fiesta del Cerdo
El entierro del Combo Municipal

Home

EL FUTURO POLITICO DEL PAC | La lavandería del PUSC | El PECADO DEL PADRE DELGADO | La nefasta candidatura de Johnny Araya | FUNDACIONES. TRIANGULO DE LAS BERMUDAS DE RECURSOS PUBLICOS | LA CONFESION DEL SECRETARIO GENERAL DE LIBERACION | Los hombres del Presidente | Ajustes al regimen de Pensiones de la Caja | IRREGULARIDADES EN LA DIRECCION GENERAL DE TRANSITO | REQUIEM POR EL INSTITUTO NACIONAL DE APRENDIZAJE | MANIFIESTO DE UN ABSTENCIONISTA | El entierro del Combo Municipal | Rolando Araya y Parmenio Medina | DENUNCIA CONTRA FINANCIERA MIRAVALLES | ROGELIO RAMOS, UN POLÍTICO ATÍPICO | Politiquería alcanza supervisión financiera | Corrupción en la lucha antidrogas en Costa Rica | La Propuesta de don Juan Diego Castro | Los politicastros invaden la educación costarricense | No olvidemos el Banco Anglo | El llanto de Fishman | Salir con un Domingo Siete | Rodrigo Carazo y Ottón Solís | La piel de oveja de Rolando Araya | NO VOTE CONTRA USTED | La Demagogia del PUSC | El asalto al Fondo Nacional de Contingencias Agrícolas | Don Ottón el prestamista | Un país que ya no existe | Por qué diablos? | Los votos nulos y en blanco | Por favor. Que dejen de robar | Los políticos delincuentes | El Fantasma de la Deuda Pública | La metamorfosis de Rolando Araya | No vote el próximo 7 de abril | El drama de los hijos de la calle | La lucha de Ottón Solís | IMAS, PANI, NUEVO ASALTO A LOS PROGRAMAS SOCIALES | El regreso del Padre Minor | Viva Costa Rica, pero sin políticos corruptos | Los negocios de los Fishman | Los Narcopolíticos | Quién le teme a Ricardo Alem? | Corrupción en el Regimen de Seguridad Social | Parmenio Quién te mató? | Las escuelas de Medicina | El Aguila y el Gusano | Mercaderes de Almas | NO OLVIDEMOS A PARMENIO | PARMENIO MEDINA PEREZ, EL PERIODISTA VALIENTE | Los discípulos de Montesinos | Don Julio Acosta García | El botín de los puestos públicos | La Creación de los Políticos | Los políticos y las casas de apuestas por Internet | El Saqueo de las Tiendas Libres del IMAS

Con motivo de la aprobación en primer debate de la Ley de Transferencia de competencias y Fortalecimiento del Régimen Municipal, un grupo de más de mil estudiantes tomó las principales calles de San José, realizando actos vandálicos en varios edificios públicos.

Aunque deploramos y condenamos los hechos sucedidos, no culpamos de todo a los estudiantes. Los ejemplos que les hemos dado los adultos han sido pésimos. Por ejemplo, la cobarde y artera agresión al ex candidato presidencial Rolando Araya Monge, acto que nos desnudó ante el mundo como una manada de salvajes, fue el epílogo de una campaña política que por su mediocridad e indecencia pasará a la historia. Aunque don Rolando, como la mayoría de los políticos, nunca ha sido santo de nuestra devoción, ningún ser humano se merece este trato humillante.

Pero los principales culpables de estos desórdenes, son los que llevaron este adefesio de proyecto de ley a la Asamblea Legislativa y quienes la aprobaron en primer debate. No vamos a entrar a comentar a fondo este proyecto, como pensábamos hacerlo, porque el Gobierno decidió retirarlo de la corriente legislativa, ya que, de acuerdo con lo manifestado por don Danilo Chaverri, la Sala Cuarta le encontró aspectos que son inconstitucionales.

Dicho proyecto de ley, en su artículo 22, transfería a las municipalidades entre otras, las siguientes funciones.

La administración de acueductos rurales y alcantarillado pluvial.
La promoción, apoyo y control de la calidad de la educación pública formal que se brinde en los centros de enseñanza existentes en el cantón.
El desarrollo de proyectos colectivos habitacionales de interés social, en beneficio de los habitantes del cantón.
Además establecía las policías municipales a nivel cantonal.

No estamos en desacuerdo, de que en algún momento, las municipalidades puedan llevar a cabo estas funciones, pero, en el estado de corrupción, politiquería e ineptitud en que se encuentran la mayoría de ellas, dejar esto en su poder sería una verdadera irresponsabilidad. No creemos que ellos tengan los funcionarios capaces de llevar a cabo tales labores, y tememos que al final los proyectos habitacionales y nombramiento de educadores, se haría con un criterio netamente político.
Veamos algunas razones por las que opinamos así.
Los acueductos ya estuvieron en manos de las Municipalidades. Recordamos el caso de la Municipalidad de La Unión, en donde no se colocaron medidores, ni se actualizaron tarifas, porque esto haría que algunos vecinos se disgustaran. Esto era un riesgo, porque los señores regidores podrían no ser reelectos. Al final todos sabemos lo que pasó. Los acueductos colapsaron y le fueron entregados al Instituto Nacional de Acueductos y Alcantarillado en condiciones deplorables.

Con respecto a la administración de programas educativos y de otra índole, las municipalidades no tienen capacidad humana ni técnica para hacerla. Primeramente los salarios en la mayoría de los municipios son raquíticos y estos entes están politizados. Nos comentaba un funcionario de la Municipalidad de San José, que en ese municipio, uno de los más grandes del país, en el momento de efectuar nombramientos, son más importantes las recomendaciones de politicastros que los méritos del aspirante. Recordemos además en el lío que se metieron los munícipes de Alajuela, Cartago y Moravia hace algunos meses. Aceptaron una donación de ochenta millones de dólares, para cada municipalidad, procedente de una supuesta institución de beneficencia, presidida por el señor Atilio Sepezzano. Cuando se investigó un poco más, se llegó a la conclusión de que la directiva de dicha institución de beneficencia estaba formada por personas con antecedentes penales. Qué hubiera pasado si esa donación hubiera sido aceptada? Tres importantes municipalidades se hubieran convertido en lavanderías de narcotraficantes. Todo gracias a la ingenuidad, falta de malicia y de preparación de los señores regidores.

Con respecto a la policía municipal, recordamos hace unos meses, cómo en la ciudad de San José, miembros de la policía municipal y la fuerza pública, se dieron de golpes, ya que cada grupo consideraba que el otro estaba invadiendo sus funciones.

Consideramos que estos ejemplos son suficientes. El proyecto de Ley que quedó enterrado por las piedras de los estudiantes, en este momento, solamente traería al país mas caos, más politiquería y más aumento de la corrupción.