Make your own free website on Tripod.com
La Fiesta del Cerdo
MANIFIESTO DE UN ABSTENCIONISTA

Home

Los estafadores impunes | EL FUTURO POLITICO DEL PAC | La lavandería del PUSC | El PECADO DEL PADRE DELGADO | MANIFIESTO DE UN ABSTENCIONISTA | DENUNCIA CONTRA FINANCIERA MIRAVALLES | ROGELIO RAMOS, UN POLÍTICO ATÍPICO | Politiquería alcanza supervisión financiera | Corrupción en la lucha antidrogas en Costa Rica | La Propuesta de don Juan Diego Castro | Los politicastros invaden la educación costarricense | No olvidemos el Banco Anglo | El llanto de Fishman | Salir con un Domingo Siete | Rodrigo Carazo y Ottón Solís | La piel de oveja de Rolando Araya | NO VOTE CONTRA USTED | La Demagogia del PUSC | El asalto al Fondo Nacional de Contingencias Agrícolas | Don Ottón el prestamista | Un país que ya no existe | Por qué diablos? | Los votos nulos y en blanco | Por favor. Que dejen de robar | Los políticos delincuentes | El Fantasma de la Deuda Pública | La metamorfosis de Rolando Araya | No vote el próximo 7 de abril | El drama de los hijos de la calle | La lucha de Ottón Solís | IMAS, PANI, NUEVO ASALTO A LOS PROGRAMAS SOCIALES | El regreso del Padre Minor | Viva Costa Rica, pero sin políticos corruptos | Los negocios de los Fishman | Los Narcopolíticos | Quién le teme a Ricardo Alem? | Corrupción en el Regimen de Seguridad Social | Parmenio Quién te mató? | Las escuelas de Medicina | El Aguila y el Gusano | Mercaderes de Almas | NO OLVIDEMOS A PARMENIO | PARMENIO MEDINA PEREZ, EL PERIODISTA VALIENTE | Los discípulos de Montesinos | Don Julio Acosta García | El botín de los puestos públicos | La Creación de los Políticos | Los políticos y las casas de apuestas por Internet | El Saqueo de las Tiendas Libres del IMAS

Colaboración recibida

En estos días los abstencionistas hemos tenido que soportar una fuerte campaña en nuestra contra. Casi nos han calificado de traidores a la Patria y enemigos de la Democracia, por haber decidido de acuerdo con nuestra conciencia, que lo más decente que podemos hacer el próximo domingo 7 de abril es abstenernos de votar o votar nulo. Considero que no se deja de ser buen ciudadano por sólo el hecho de anular el voto. ni que por hacer esto se pierda el derecho a opinar sobre un gobierno que ayudaré a financiar con mis impuestos, tanto a nivel de Poder Central como Municipal.

Por ese motivo, es que quiero exponer los motivos por los que mi conciencia no me permite votar por Abel Pacheco o por Rolando Araya, para que se vea que mi decisión no es caprichosa.

No puedo votar por los partidos políticos que en sus últimas administraciones han permitido que se roben quinientos mil millones de colones de los fondos públicos, por medio de estafas por todos conocidas como Fondo de Emergencias, Asignaciones Familiares, Fondo de Contingencia Agrícolas y Tiendas Libres del IMAS.

No puedo votar porque no olvido el asalto descarado que se hizo en el Banco Anglo Costarricense. Aunque su Gerente y sus Directivos han sido condenados por los Tribunales, muchos que se beneficiaron personalmente o por medio de sus hermanos, amigos o queridas, siguen ocupando altas posiciones en en Liberación o el PUSC.

No puedo votar porque he contemplado como se han repartido los puestos públicos, situando en altas posiciones a pega banderas , serviles e, ineptos , pisoteando los derechos de los funcionarios públicos honestos y en detrimento de la eficiencia de la administración del Estado. Por tanto no puedo creerle al folclórico candidato del PUSC, cuando habla de que va a combatir la corrupción, cuando me consta que sus partidarios ya se están repartiendo los puestos de las instituciones públicas.

No puedo creer cuando hablan de defender a los agricultores, aquellos mismos que firmaron Tratados de Libre Comercio, para que los ricos se beneficien con precios bajos en los vinos, turrones, aceite de oliva y otros productos suntuarios, mientras que nuestros agricultores se mueren de hambre.

No puedo votar por aquellos que se infiltraron en el movimiento cooperativo de ahorro y crédito y en el movimiento sindical, lo politizaron y lo corrompieron, todo en beneficio de los grandes patronos y de los dueños de la banca privada.

No puedo votar por quienes convirtieron la Asamblea Legislativa en un prostíbulo barato, donde en vez de ideas se escuchan las palabras más soeces y además,. la llenaron de asesores, la gran mayoría tan ineptos y corruptos como ellos.

No puedo creer en quienes, incluyendo al actual Presidente de la República, legislaron a su favor, recetándose grandes sueldos y gastos de representación, mientras que a los empleados públicos y privados, se les han concedido aumentos ridículos.

No puedo votar, por aquellos que se confabularon para entregar la telefonía en manos privadas. Primero, por medio de un acto inconstitucional , entregándole la telefonía a MILLICOM y luego, por medio de un contubernio a espaldas del pueblo, tratando de convertir al ICE en un cascarón vacío, igual que como hicieron con el Consejo Nacional de Producción.

No puedo confiar los destinos de mi país, a aquellos que quebraron el régimen de pensiones de la Caja Costarricense del Seguro Social y luego, por medio de la ley llamada irónicamente de Protección al Trabajador, privatizaron solapadamente el régimen de pensiones, dándole incluso el aval del Estado a las operadoras privadas.

No puedo ser tan irresponsable de entregar los destinos de la Patria a un candidato a Presidente, que no ha hecho planteamientos serios en toda la campaña y que ha tratado de levantar la bandera contra la corrupción, pero que no ha tenido reparo en valerse de la deuda política y del andamiaje de un partido corrupto hasta la médula. Tampoco puedo entregar los destinos de la Patria a un vicepresidente que ha hecho uso de documentos privados, adquiridos en forma harto dudosa, pisoteando la Constitución Política y el derecho a la intimidad de sus contrincantes. ni a un candidato a Presidente que no ha dudado en usar la muerte de Parmenio Medina en su maloliente campaña política.

No puedo creer en aquellos que, pasado el 3 de febrero, tomaron los lineamientos sobre corrupción del Partido Acción Ciudadana y el Movimiento Libertario haciéndolos farisaicamente suyos, con el único fin de obtener los votos de los partidarios de ambas agrupaciones.

Finalmente no puedo participar en una campaña política, en la que uno de sus candidatos , no ha dudado en recibir fondos de procedencia desconocida, disfrazando dichas donaciones bajo el nombre de ciudadanos honestos. Quién me garantiza que ese dinero, no procede del tráfico de drogas o de la mafia de las apuestas ilegales?

Soy un abstencionista, porque considero que nosotros no socavamos el sistema democrático. Quienes lo han destruido paulatinamente, son los candidatos mentirosos, deshonestos e irresponsables, que no han dudado en usar en sus campañas incluso dinero de dudosa procedencia. Por tanto, un voto para alguno de ellos, en mi criterio, contribuye a legitimar su actos indecentes y a llevar a la Presidencia a un partido político que desprestigiará aún más nuestro régimen democrático.

Como creo en la Democracia, respetaré la decisión de la mayoría, aunque también me toque también sufrir las consecuencias. Ya estoy acostumbrado a esto. Sin embargo, por favor no me digan traidor a la patria, yo no les digo ingenuos, inconscientes e irresponsables a los que piensan poner los destinos de la Patria en manos de Abel Pacheco o Rolando Araya.

Sepamos ser libres, no instrumentos de los politicastros demagogos.

Atentamente

Un abstencionista.